‘Laatash, la memoria de la sed’ da sus primeros pasos en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Donostia


El corto documental, producido por la Asociación de Amigos y Amigas de la RASD de Álava y dirigido por Elena Molina, ha contado en su equipo con jóvenes de la escuela de cine del Sahara y con los ganadores del concurso Saharaz Blai, organizado por la Asociación de Amigos y Amigas de la RASD de Álava

La criatura ya tiene nombre y comienza a caminar antes, incluso, de tener una forma definitiva. Laatash, la memoria de la sed está dirigida por Elena Molina y es fruto del trabajo conjunto de jóvenes de Euskal Herria y los campamentos de población refugiada saharaui. El rodaje terminó hace poco más de dos semanas y se presentará en la 16ª edición del Festival de Cine y Derechos Humanos de Donostia.

El corto documental aborda la gestión del agua por los comités de mujeres en los campamentos de población refugiada saharaui en Tinduf (Argelia), pero va más allá de enseñarnos su día a día. La película bucea en la memoria del Pueblo Saharaui en relación con el agua, desde las costas del país que tuvieron que abandonar cuando fue ocupado por Marruecos hasta la gran sed de los primeros tiempos del exilio en la Hamada, Laatash, aquella tan terrible que era como una maldición.

Bajo la dirección de Elena Molina, en el equipo de rodaje han participado los ganadores del concurso audiovisual Saharaz Blai, organizado por la Asociación de Amigos y Amigas de la RASD de Álava (Daniel Bengoechea y Oihane Alonso), voluntarias de la propia asociación y profesores y alumnado de la escuela de cine EFA Abidin Kaid Saleh en los campamentos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies